Viabilidad económica y financiera de proyectos ecoamigables

La principal discusión que se genera en la cabeza de un emprendedor es si su proyecto será o no viable y sustentable a lo largo de su existencia. He aquí la importancia de proponer un valor agregado en la propuesta para así poder sobresalir en el mercado. Hoy en día, se ha dado mucho énfasis en que la reputación de una empresa subyace en las acciones ecoamigables, pues el problema que viene con el calentamiento global es real y nos apremia.

En este sentido, para que un proyecto sea viable debe ser sostenible y que pueda acceder a un buen financiamiento. En ello radica, la importancia de contar con información financiera, precisa y oportuna, pues esta parte viene a ser la carta de presentación de un proyecto de inversión. Además, si bien la base financiera y económica debe ser aceptable en cualquier tipo de proyecto, el concepto ecoamigable del mismo no es la excepción. En la actualidad, los conceptos ecoamigables están siendo más difundidos. En todos los países se les está otorgando mayor importancia a todo lo referente con cuidado del medioambiente, tanto así que, por ejemplo, el Foro Económico Mundial en sus reportes de Riesgo Global ya presentan una clara preocupación por el cuidado del planeta, así como la identificación de riesgos medioambientales. En consecuencia, los proyectos ecoamigables deben cubrir una necesidad medioambiental y que sean fáciles de implementar y que, además, presenten una solidez financiera que permita, por lo menos, autosostenerse. Los proyectos con estas características, poseen altas probabilidades de extenderse en todos nuestros países. Pensando en Latinoamérica, tendríamos un reto en destinar líneas de financiamiento público y privado para esas iniciativas.

Como ya hemos mencionado, el reto más importante para todo proyecto al inicio es el poder contar con el financiamiento adecuado, porque no siempre se encuentran muchos financistas dispuestos a arriesgar en un sector que todavía no está desarrollado. En ese sentido, estas iniciativas siempre necesitan comunicar muy bien las ventajas del proyecto, su contribución al cuidado del medio ambiente, y su incorporación dentro de la empresa con un alto sentido de responsabilidad social, no solo como una estrategia de marketing.

Por otro lado, otro reto es la disposición que tienen los inversionistas para invertir en este tipo de iniciativas, sobre todo en un contexto donde nuestras sociedades aún no son tan conscientes de la importancia del cuidado del medio ambiente o del uso de fuentes de energía renovables, por ejemplo.

 

Escrito por:

Medina Carruitero, Juan Carlos

Consultor y conferencista internacional, experto en gestión de riesgos

Post by Sergio Flores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *